251 – No yo, sino él – Himnario Adventista

251. NO YO, SINO ÉL

1. No yo, sino él, reciba amor y honra;
no yo, sino él, en mí ha de reinar;
no yo, sino él, en todo cuanto haga;
no yo, sino él, en todo mi pensar.

2. No yo, sino él, a confortar mis penas;
no yo, sino él, mis llantos a enjugar;
no yo, sino él, a aligerar mis cargas,
no yo, sino él, mi duda a disipar.

3. Jesús, no más diré palabra ociosa;
Jesús, no más, quisiera yo pecar;
Jesús, no más, me venza el orgullo;
Jesús, no más, inspire el “yo” mi hablar.

4. No yo, sino él, lo que me falta suple;
no yo, sino él, da fuerza y sanidad;
Jesús a ti, mi espíritu, alma y cuerpo,
lo rindo hoy por la eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *