290 – Fuente de la vida eterna – Himnario Adventista

290. FUENTE DE LA VIDA ETERNA

1. Fuente de la vida eterna y de toda bendición,
ensalzar tu gracia tierna debe todo corazón.
Tu piedad inagotable se deleita en perdonar;
solo tú eres adorable; gloria a ti debemos dar.

2. De los cánticos celestes te quisiéramos cantar,
entonados por las huestes que viniste a rescatar.
De los cielos descendiste porque nos tuviste amor;
tierno te compadeciste y nos diste tu favor.

3. Toma nuestros corazones, llénalos de tu verdad,
de tu Espíritu los dones, y de toda santidad.
Guíanos en la obediencia, humildad, amor y fe;
nos ampare tu clemencia; Salvador, propicio sé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *