308 – Dios descendió – Himnario Adventista

308. DIOS DESCENDIÓ

1. Día tan grande no puedo olvidar, día de gloria sin par;
cuando en tinieblas al verme andar, vino a salvarme el Señor.
Gran compasión tuvo Cristo de mí, gozo y paz me otorgó;
sombras quitó, aliviando mi carga, la noche en día cambió.

Coro
Dios descendió y de gloria me llenó,
cuando Jesús por gracia me salvó;
fui ciego, me hizo ver y mi noche iluminó.
Dios descendió y de gloria me llenó.

2. Del Santo Espíritu yo renací en la familia de Dios.
Justificado por Cristo el Señor, gozo la gran redención.
Cristo pagó con su sangre por mí, indigno y vil pecador;
me entregó su regalo de gracia y así él mi vida salvó.

3. Tengo esperanza de gloria eternal, me regocijo en Jesús;
me ha preparado un bello lugar, en la mansión celestial.
Siempre recuerdo con fe y gratitud, al contemplarlo en la cruz,
que sus heridas me dieron la vida, ¡Alabo al bendito Jesús!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *