325 – No puede el mundo ser mi hogar – Himnario Adventista

325. NO PUEDE EL MUNDO SER MI HOGAR

1. No puede el mundo ser mi hogar,
sus bienes han de perecer;
anhelo pronto a Sion llegar
y a mi Maestro ver.

Coro
Iré al hogar,
a mi eterno y dulce hogar, mi hogar;
sí, iré al hogar
que Jesús fue a preparar.

2. La muerte allí no existirá;
tampoco la separación;
tristeza nunca más habrá
en la anhelada Sion.

3. Deseo pronto arribar
al puerto de la eterna paz.
Con Cristo quiero allí reinar
dejando el mundo atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *