339 – A veces oigo un himno – Himnario Adventista

339 - A veces oigo un himno - Himnario Adventista

339. A VECES OIGO UN HIMNO

1. A veces oigo un himno cual yo jamás oí:
es cántico divino, igual no conocí;
es santa melodía que expresa tierno amor;
es célica armonía que exalta al Creador.

Coro
¡Oh, música divina!
¡Oh, canto del Edén!
Es eco de la bella,
feliz Jerusalén.

2. ¡Qué dulce paz yo gozo oyendo un canto tal!
El mundo tenebroso olvido y todo mal.
Más dulce que las voces del viento y del mar
es el cantar que llega del trono celestial.

3. El cántico sublime cual sueño llega a mí;
paréceme su ritmo cual brisas del jardín.
¡Dichoso pensamiento!: Salvado yo seré,
y con los redimidos el himno entonaré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *