342 – Después del río – Himnario Adventista

342 - Después del río - Himnario Adventista

342. DESPUÉS DEL RÍO

1. He oído de una tierra hermosa y soñada,
un lugar en donde la alegría es total;
con mis ojos la diviso no muy distante,
mis oídos ya escuchando música están.
Cansadora es la vida aquí de este lado,
y mis brazos casi ya no pueden remar;
agotados y heridos por tantos días;
necesito encontrar el Puerto de amor.

Coro
Después del río existe un lugar para mí,
después del río existe paz.
Después del río habrá felicidad sin fin,
con mi Jesús voy a morar.

2. He soñado con aquellas bellas moradas,
que ninguno ha visto en este mundo jamás;
de belleza que no puede ser comparada,
pues la gloria del Señor se encuentra allí.
Mucho más hermoso que el sol al ponerse,
o el reflejo del rocío en una flor,
es aquel encuentro para los redimidos;
pues valió la pena aquí luchar y vencer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *