Viernes 6 de marzo 2015 – Devoción Matutina para Jóvenes 2015 – Un encuentro que te cambia la vida

Viernes 6 de marzo 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | Un encuentro que te cambia la vida

Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa. Lucas 19:8, 9.

Jesús enunció su predicación con el siguiente mensaje: “Arrepentios, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mat. 4:17); “Arrepentios, y creed en el evangelio” (Mar. 1:15). Cuando envió a los apóstoles en su primera gira misionera, estos, “saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen” (Mar. 6:12). Cuando Pedro predicó su primer gran sermón ante los judíos, luego del Pentecostés, los exhortó diciendo: “Arrepentios” (Hech. 2:38). Y San Pablo dijo a los atenienses en el Areópago: “Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” (Hech. 17:30). Dios está muy interesado en el arrepentimiento de los hombres, lo cual es necesario a fin de experimentar la salvación.
¿Qué es, entonces, el arrepentimiento? En el idioma griego koiné, en que fue escrito el Nuevo Testamento, la palabra traducida como arrepentimiento es metanoia, que literalmente significa: “un cambio de mente”. Cuando estás arrepentido, ya no piensas como antes: ya no consideras valiosa la maldad que antes te complacía; sientes rechazo por las malas conductas pasadas; adquieres un nuevo gusto moral, nuevos valores, nuevos principios, nuevas normas de conducta, una nueva responsabilidad moral. Antes, podías hacer lo malo sin sentir culpa ni preocuparte demasiado por el asunto; ahora, aun cuando sigues siendo un pecador, débil moralmente, y susceptible de fallar y caer, no gustas del mal, sino que le has declarado la guerra a tu naturaleza pecaminosa, tienes una santa rebeldía contra los males de tu naturaleza y del entorno social.
Este fue el cambio que experimentó Zaqueo, por el cual Jesús declaró públicamente acerca de él: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa”.
¿Cómo logró este cambio Zaqueo? Fue producto de su encuentro con Jesús. Es que cuando Jesús pasa por tu vida, y tienes un encuentro real y profundo con él, ya no puedes ser el mismo; Jesús nunca te deja intacto.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *